Empresa Azucarera San BuenaventuraEASBA



Carta Abierta del Gerente General de la Empresa Azucarera San Buenaventura a la Prensa boliviana

Es lamentable constatar, a nivel de información o más bien de desinformación, que la publicación de Página Siete -este jueves 21 de julio- sobre el Ingenio Azucarero de San Buenaventura es más de la misma farsa y deja en evidencia la mala intención de este medio. Al respecto recalcamos que hemos facilitado todas las pruebas y otorgado por demás explicaciones de todo tipo a este medio como a El Deber de Santa Cruz, pero insisten en no informar la verdad. Concluimos, por todos los antecedentes mencionados, que ambos periódicos forman parte del llamado Cartel de la Mentira y no les interesa la información imparcial sino sembrar dudas de acuerdo a una matriz discursiva de la oposición que carece de veracidad y tiene una clara posición política al respecto. Si existiera un afán periodístico serio informarían respecto de la ejecución del proyecto y su evolución desde que se inició.

No hay forma de que este tipo de periodismo demuestre lo que publica porque la EASBA ha facilitado la misma información detallada sobre la gestión y administración del proyecto a entidades de seguimiento y control como Contraloría General del Estado y la Comisión Mixta de la Asamblea Legislativa Plurinacional las cuales han llegado a conclusiones que no tienen nada que ver con las publicaciones tendenciosas de Página 7 y El Deber de Santa Cruz.

Ambos medios nos han enviado cuestionarios por correo que han sido respondidos por la EASBA, pero al momento de su publicación han sido tergiversados sin el menor escrúpulo por los “periodistas” responsables. En el caso de Página Siete, nos envió preguntas referidas a “las sanciones que EASBA le habría impuesto a CAMCE por la tenencia de animales salvajes (monos), en proceso de extinción”, se les aclaró que esa pregunta era una falta de respeto y una majadería inaceptable restándole seriedad a la solicitud de información que nos hicieron llegar. En cuanto a esta última publicación que nos motiva la presente respuesta, Página Siete asegura que “se amplió el plazo y se modificó el precio”, dando a entender que sería una irregularidad, cuando esas variables de modificación y ajustes están previstas claramente en las condiciones del contrato, que sencillamente no han analizado porque no les conviene o interesa a sus afanes políticos.

Afirman que “solo” tenemos el 10% de la caña de azúcar y que “no” existen caminos ni puentes para realizar nuestra primera zafra comercial. Qué descubrimiento señores, ¿habría que felicitarles por la investigación en terreno?, recién ahora se preocupan por las condiciones difíciles que el proyecto ha tenido que enfrentar y nunca nos han preguntado cómo pudimos levantar ese gigante industrial transportando más de 40 mil toneladas de maquinarias y equipos a San Buenaventura, recorriendo alrededor de 2.300 kilómetros desde el Puerto de Arica en un convoy de 1.324 camiones de alto tonelaje. Ahora les respondemos que el traslado del azúcar a los mercados en estas condiciones difíciles y por un tiempo, no será ningún impedimento. Gracias al Ingenio San Buenaventura, se está construyendo el camino asfaltado entre San Buenaventura e Ixiamas, así como el puente sobre el Río Beni que une Rurrenabaque y San Buenaventura. Pero eso no les interesa informar.

Han llegado incluso a ingresar a la planta industrial sin autorización y burlando el control de seguridad, que se exige a los visitantes para tomar fotografías de contenedores y publicar como titular en primera página que CAMCE alojaría a trabajadores bolivianos en condiciones deplorables (El Deber). De manera premeditada han incurrido en allanamiento y peor aún han mentido de manera descarada al respecto. Cuando les indicamos que estamos evaluando las medidas legales y las denuncias que deberíamos hacer por dicho allanamiento, nos responden que el Gerente General de la EASBA los está “amedrentando”.

¿Qué puedo pensar de una periodista como Amalia Pando que me acusó de recibir un “soborno” consistente en un viaje pagado a China como premio por adjudicar a CAMCE el proyecto de San Buenaventura?, en qué lógica cabe eso, ¿tal vez en las cabezas de algunos empleados de medios de comunicación que usufructúan de viajes a congresos, seminarios, diplomados en muchos casos financiados por agencias por organizaciones políticas y agencias de seguridad de países extranjeros. Cuando desmentimos esa patraña a través de una conferencia de prensa a la que convocamos con todos los respaldos y documentación del caso, la mencionada señora no se retractó pero, cambio su argumento afirmando que igualmente realice el viaje con la plata de los bolivianos. No les interesa nuestra versión de los hechos o conocer que este proyecto estratégico se financia con un crédito del Banco Central de Bolivia y que tendrá un impacto fundamental en el norte del país.

Es tan infame este tipo de “periodismo” que la mencionada señora afirmó además que CAMCE mató 100 tigres y que estaba negociando las pieles y los colmillos con el visto bueno de la EASBA. Parece que el sentido del ridículo es una condición natural en estos políticos periodistas.

Lo que nos queda claro es que estas insidias y difamaciones tienen afanes políticos y desestabilizadores. Sino, cómo se entiende que Página Siete afirme que CAMCE se adjudicó la construcción del Ingenio Azucarero con una norma “inexistente”, contradiciendo las conclusiones del Informe final de la Comisión Mixta de la Asamblea Legislativa que no identificó ninguna irregularidad después de revisar las 29 carpetas con más de 10 mil páginas que enviamos a dicha instancia, además de otras tantas carpetas, informes técnicos y documentos enviadas a la Contraloría General del Estado.

La entrevista que me realizaron (Página Siete), fue en febrero pasado, luego de las acusaciones de la oposición por el caso denominado Zapata y están sacadas de contexto como es la costumbre, aclaró que jamás conocí a dicha señora. Nosotros analizamos iniciar procesos legales por difamación y calumnias contra periodistas que carecen de ética, pero también evaluamos que una medida de ese tipo serviría para que esos falsos periodistas se puedan victimizar y acusar hasta internacionalmente al gobierno de autoritario y que atenta contra la libertad de expresión.

Nos han encarnizado de forma brutal, sin la más mínima consideración y respeto por la trayectoria profesional y ética de los que ejecutamos este proyecto. Los continuos ataques a la EASBA sólo buscan afectar la gestión pasando por alto su naturaleza geoestratégica y la importancia fundamental del proyecto en la soberanía alimentaria del país más allá del gobierno. Lo único que nos queda a nosotros es seguir trabajando con compromiso patriótico para ejecutar de la mejor manera posible un proyecto que marcará la historia del país en la región amazónica como fue el anhelo de sus habitantes desde hace 60 años atrás.

Pero, sin embargo, nos queda el sabor amargo de saber que esta prensa miserable sale impune y se ampara en una disfuncional Ley de Imprenta a la que recurren para cubrir su falta de ética y su postura política militante, que sería totalmente legítima si es que no se escudaran en una aparente e inexistente imparcialidad periodística.

Afirmo con la máxima convicción de que hemos soportado con la mayor paciencia y dignidad sus infamias pero tienen que saber que merecen nuestro más profundo desprecio por el irrespeto al sacrificio y entrega diaria de cada trabajador y trabajadora de la EASBA y de la población de San Buenaventura que se ha visto beneficiada por primera vez en su vida de un proyecto estatal, es decir de todas y todos los bolivianos.

Ramiro Lizondo Díaz
Gerente General EASBA

La Paz, 22 de Julio de 2016.







AVANCES DEL PROYECTO SAN BUENAVENTURA

Planta Industrial de Azúcar y Derivados San Buenaventura (Panorámica General).
Chimenea y Calderas (Vista de Pájaro).
Destilería.
Difusor.
Taller de deshidratación
Taller de concentración de vinaza.

"“El pasado 29 de octubre de 2015 fue un día histórico para el departamento de La Paz y el Estado Plurinacional de Bolivia, ya que después de 70 años de postergación, falsa promesas e intereses ajenos al país, la Empresa Azucarera San Buenaventura, gracias al gobierno del Presidente Evo Morales Ayma hizo la presentación del producto Azúcar San Buenaventura y la entrega del primer quintal de este producto al mandatario del Estado Plurinacional.”

De esta Manera se continua trabajando por una La Paz industrial rumbo a la agenta Patriótica. El gigante ha despertado en San Buenaventura.



REQUERIMIENTO DE PERSONAL
REQUERIMIENTO DE PERSONAL Senasag certifica calidad de azúcar de San Buenaventura


Plan de Comunicación - EASBA

Ejecución del programa
operativo anual 2014

Memoria Anual 2015


Avance de las Obras