Empresa Azucarera San BuenaventuraEASBA


LA EMPRESA AZUCARERA SAN BUENAVENTURA A UN AÑO DE LA INFAMIA



EL DÍA DE LA MENTIRA

A un año de la infamia y de la mentira, la Empresa Azucarera San Buenaventura (EASBA), es una realidad tangible y una contribución al desarrollo del norte del país. Logros que deberían alegrarnos a los bolivianos, solo genera la rabia y la mentira para atacar un proyecto y a través éste a un proceso que ha cambiado de manera radical y definitiva la estructura económica y social de Bolivia.

Nos acusaron de tráfico de influencias que no pudieron probar en el proceso de contratación de la empresa CAMC UNION. El denominado Cartel de la Mentira vinculado a políticos corruptos de la oposición nos acusó y difamó impunemente. Un año después se comprobó que esos ataques y mentiras eran parte de una estrategia política para afectar la imagen del gobierno nacional e influir en el voto del referéndum.

La desinformación de medios de comunicación y periodistas vinculados a éste Cartel de la Mentira, a pesar de contar con información de primera mano proporcionada por nosotros mintieron a la población de forma malintencionada demostrando que no les interesaba la información imparcial sino sembrar dudas e influir en la opinión de la gente con insidias y difamaciones cuyo afán político era desestabilizador y hasta sedicioso.

Las conclusiones del Informe final de la Comisión Mixta de la Asamblea Legislativa que realizó la investigación sobre las acusaciones de tráfico de influencias, no identificó ninguna irregularidad después de revisar 29 carpetas con más de 10 mil páginas que la EASBA envió a dicha instancia, además de otras tantas carpetas, informes técnicos y documentos enviadas a la Contraloría General del Estado.

Su objetivo, afectar la gestión del Presidente Evo. Las investigaciones dejaron en claro el manejo transparente de la empresa y continuamos trabajando con compromiso patriótico para ejecutar de la mejor manera posible un proyecto que está marcando la historia del país en la región amazónica y que es el anhelo de sus habitantes desde hace 60 años y determinante por su naturaleza geoestratégica más allá del gobierno. El Complejo Azucarero de San Buenaventura es una realidad que a ellos les duele y a nosotros nos alegra y conmueve.

A pesar de que nos encarnizaron de forma brutal y nos sometieron a interrogatorios denigrantes no probaron nada!!! A pesar de que afectaron la dignidad de los ejecutivos, técnicos y trabajadores de la EASBA comprometidos con el país no probaron nada!!!!! Somos los guerreros del Arco Iris, el sufrimiento nos ha templado y la patria es nuestra consigna.

¡¡Ni olvido, ni perdón!!! Por eso les decimos a los que representan a la antipatria y a los descendientes de Olañeta y sus esbirros que no pasarán!!!

¡¡Patria o Muerte!!!

Ramiro Lizondo Díaz
Gerente General EASBA

Volver